on 30 Junio, 2017 by el samizdat in Negocios, Comments (0)

Estilo Obama en la gerencia moderna

Pese a tener un día difícil, Barack Obama como Presidente de EE.UU. cuidó con su salud

 

  • Existe la posibilidad de hasta tener buena salud

Por Cristian Leandro

El mundo de los negocios tiene mucha exigencia y hasta puede robar tiempo para dedicarle al cuerpo. En la mayoría de los casos, cuando se evidencian complicaciones en la salud, el gerente busca la ayuda de un médico. Al final, se trata de un cuadro de estrés y sedentarismo.

¿Cómo evitar una caída de la salud mental y física desde un puesto gerencial?

Barack Obama, en su momento como presidente de Estados Unidos, dio algunos ejemplos de como enfrentar un nivel de estrés y compromiso sin sufrir un quebranto de salud.

Obama tenía una rutina estricta en su dieta y ejercicio incluso cuando estaba en los momentos más complicados de su administración.

Era común observar al vicepresidente, Joe Videl, acompañado a Obama en caminatas mientras platicaban temas de estado o conflictos internacionales.

En un informe médico publicado por la misma Casa Blanca, el doctor Ronny Jackson, describió al mandatario como un modelo de virtud: hace ejercicio todos los días, se alimenta de manera saludable y bebe con moderación.

“El estado de salud del presidente sigue siendo excelente y ha mejorado desde su última revisión formal” en 2014, escribió Jackson. Es más su salud ha mejorado, los niveles de colestesterol bajaron y ganó en masa muscular.

A los 54 años, el presidente de los Estados Unidos, con 1,85 de altura, pesa 79 kilos, más de dos kilos menos desde su último chequeo en 2014.

¿Por qué? Porque el presidente, según Jackson, “sigue concentrado en elecciones de estilo de vida saludables”, algo por lo que los Obama son famosos.

¿Más del secreto Obama?

The Washington Post se interesó en el estado de salud del mandatario ya que no presentaba deterioro, como sí sus antecesores que claramente se les podía ver con unos kilos de más.

La conclusión que llegó Post es que el secreto de la salud de Obama provenía en gran parte de la Primera Dama, Michelle Obama, y su estricta adicción a comer sano y realizar rutinas diarias de ejercicio.

La dieta saludable de Obama se combina con vitamina D.También toma Nexium (un medicamento contra la acidez) y ocasionalmente consume chicles de nicotina para no fumar.

Vale decir que el presidente sigue siendo una persona “libre de cigarrillos y solo toma bebidas alcohólicas ocasionalmente y con moderación”. Y además se ejercita diariamente.

Su dieta es saludable, y al parecer es la misma que la primera dama Michelle ha priorizado en su iniciativa “Let’s Move” para reducir la obesidad infantil. De hecho, la esposa del presidente tiene su propia huerta en la Casa Blanca, donde crece menta, ajo, tomillo, orégano, anís, salvia y romero, entre otras hierbas. Además de lechugas, espinacas, cebollas, zanahorias, tomates, frambuesas y moras, entre otros vegetales y frutas.

Obama completó su cuarto examen médico en comparación, en 2010 pesaba 81 kilos; en 2011, 82,2; y 81,6 en 2014.

Su colesterol bajó de 213 to 188. El LDL, o colesterlo malo, está en 125. Y su HDL o colesterol bueno, está en 68.También trascendió su presión 110/68, y su índice de masa corporal es de 22,8, considerado normal.

 

 

No hay comentarios

Leave a comment

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>