on 29 Junio, 2017 by el samizdat in Economía, Editoriales, Comments (0)

Paradoja: el empleo en cuatro años de Gobierno

Cristian Leandro Periodista

En cuanto al empleo se podría visualizar dos panoramas en un mismo horizonte, ¿el sector productivo no está logrando cubrir las necesidades de la clase trabajadora? o ¿existe una reducción en el arribo de nuevas inversiones?

El tema es complejo por la coyuntura fiscal que sufre el país y la postura de cautela en el sector empresarial.

El desempleo no se ha resuelto y a la pronta conclusión de la administración de Luis Guillermo Solís deja más preguntas que respuestas.

La generación de nuevas plazas no está alcanzando para la gran demanda y pese a la urgencia para generar más puestos de trabajo, el 2017 cierra con un mercado laboral seco.

Al revisar los estudios “Expectativas de Empleo” del 2014 al segundo trimestre de 2017, realizado por la firma Mapower, evidencia un mercado laboral inconstante.

El actual Presidente de la República, Luis Guillermo Solís, llega a Casa Presidencial con una Tendencia Neta de Empleo (TNE) superior al 12% y seis meses después de su primer año de gobierno esa tendencia llegó a un 19%.

Sin embargo, en la segunda mitad de ese primer año se da el peor descalabro en la TNE de la presente administración (5%).

Esos -14 puntos porcentuales se debió: a la incertidumbre sobre cuáles serían las nuevas políticas fiscales y los escándalos que golpearon a las principales figuras de Casa Presidencial.

Para 2015, el comportamiento del mercado laboral comenzó un repunte, cerrando ese año con una expectativa de 16% en la TNE.

Al cierre de 2016 vuelve a sufrir su segundo descalabro el mercado laboral de -7 puntos porcentuales.

Los motivos del comportamiento oscilatorio en el TNE (entre otros) provienen de la duda que posee el parque empresarial sobre el papel real de la administración Solís para mejorar los indicadores económicos.

En el último Barómetro Empresarial de Deloitte indica que el 64% de los empresarios entrevistados desaprobaron la labor de Luis Guillermo Solís, mientras que el 28% no la aprueba ni la desaprueba y el 7% aprueba la gestión del actual mandatario.

Para el 2017 los empresarios le indicaron al Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica que en materia de empleo continuaría por la senda de pocos movimientos.

Para el segundo trimestre de este año el estudio de la UCR detalló un balance positivo en los sectores de construcción y el comercio.

El sector de la manufactura, agropecuario y servicios mostraron un deterioro en el balance neto de empleo.

En datos comparativos, entre 2016 y 2017, y como ha sido la constante en los cuatro años se proyecta que para el cuarto trimestre de 2017 se de una nueva caída en el mercado laboral.

Se tomamos en cuenta que el crecimiento de la Producción Nacional (PIB) acumulado en 2016 fue de un 4,3%, la UCR estima que llegue al 3,5% y 4%.

Ese pronóstico lo hizo Rudolf Lücke, economista de la UCR, e indica que “aún es un crecimiento insuficiente para lograr disminuciones significativas en la tasa de desempleo, que es superior al 9%”.

El Gobierno de Luis Guillermo Solís le queda pocos meses y aún el tema de empleo parece ser una de las piedras en el zapato del actual mandatario.

En la actualidad la oferta de trabajo no cubre la demanda y los indicadores económicos no son los ideales para que se pueda generar un crecimiento en la TNE.

No hay comentarios

Leave a comment

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>