on 30 Marzo, 2016 by el samizdat in Editoriales, Comments (0)

Catalina Mendieta es bizarra

d4

tomada de Internet

“Es una opinión respaldada en nuestra Constitución Política. Si deseas debatirla, demuéstralo con un comentario coherente y no de gradería de sol”, Cristian Leandro

Nuevamente surge el debate entre la libertad de expresión e información y las reacciones que se genera en las redes sociales.

El comentario – equívoco o no – de Catalina Mendieta solo deja en evidencia dos cosas: una caída en la calidad de nuestros programas de televisión y el doble discurso de una sociedad confundida por la ausencia de propuestas periodísticas directas y coherentes.

Partamos de lo primero. ¿Dónde quedaron las entrevistas de profundidad donde tenemos dos expertos hablando sobre un tema importante para la sociedad?.

Pero, también ¿Dónde está la libertad de expresar la opinión? Contraria o no. Todas y todos poseemos esa oportunidad de emitir un criterio con base a nuestra experiencia personal y profesional.

¿Dónde está la retroalimentación popular coherente, sensata y respetuosa?. Quedó claro que en Facebook no.

Mendieta es bizarra, al decir lo que dijo. Es su opinión – valida o no – las respuesta por parte de una pequeña parte de la sociedad fue más que errónea, típica de la gradería de sol durante un súper clásico.

Mendieta dijo lo que dijo – erróneo o no – fue respetuosa en el sentido que no emitió un insulto como el que sí recibió desde la gran ágora del desaprender llamada Facebook.

Mendieta es bizarra, al emitir un criterio desde su óptica religiosa y experiencia de vida. Que según dice, la hace feliz.

¿Cuál sector se molestó ante semejante comentario? ¿El mismo que la califica de bruta, ignorante, idiota entre otros calificativos?

¿Qué pasaría si ella emite un comentario aún más peligroso según la crítica?, ¿Dónde estaba la experta o experto sobre un tema tan sensible? y ¿es Mendieta la única culpable?

Ahora, se escucha en todo el país rasgaduras de vestidos.

Se prefiere ver Combate, programas de recetas, novelas de narcos guapos, malos juegos de la primera división y qué tiene que decir la Tocola. ¿Qué es primero: el huevo o la gallina?

Una triste realidad. La teleaudiencia hoy prefiere esas cosas que escuchar un experto o experta que de luces sobre lo que le ocurre a la sociedad costarricense.

La televisión nacional no sufre la exigencia por parte de una población sedienta de conocimiento. La televisión nacional es presionada para que en sus espacios se extienda las corridas de toros y que modelos – no periodistas – sean conductoras.

Todos pueden decir todo. Hoy se logra el éxito si se evidencia analfabetismo y hacer reír a la adormecida teleaudiencia por personajes que dicen con gran gracia y en vivo “que Nixon es presidente de Inglaterra”.

Ante esto, ¿dónde están las voces que hoy le grita a Mendieta que “muera” en el coliseo de Romano?

El Colegio Profesional en Psicología de Costa Rica, lo hizo directo, claro y su comunicado refleja una preocupación sobre la calidad de las informaciones que publican en los medios nacionales. Dicho sea de paso, se une a la misma preocupación del Colegio de Periodistas.

Para cooperar un poco dejo el significado de bizarra según la Real Academia Española:

1. adj. valiente (‖ arriesgado).

2. adj. Generoso, lucido, espléndido.

 

No hay comentarios

Leave a comment

XHTML: Allowed tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>